BIOFEEDBACK

Descripcion :: guia de profesionales


La palabra inglesa biofeedback podría traducirse por "bioretroalimentación", puesto que sus componentes son la palabra griega "bio", (vida), y la inglesa "feedback" que las ciencias electrónicas han traducido como "retroalimentación" o "retroinformación".
El biofeedback es el medio para ganar el control de nuestros procesos del cuerpo para aumentar la relajación, para disminuir el dolor, y para desarrollar modelos más sanos, más eficaces de hacer frente a los problemas de nuestra vida.
El entrenamiento de Biofeedback nos familiariza con la actividad en diversos sistemas de nuestro cuerpo y de esta forma podemos aprender a controlar esta actividad para disminuir la tensión y para mejorar la salud. El intentar cambiar una actividad fisiológica sin biofeedback es como jugar dardos con los ojos vendados, sin ver si estamos acertando en la diana o no. El Biofeedback nos permite saber cuándo estamos cambiando nuestra fisiología en la dirección deseada.
El entrenamiento del biofeedback es un proceso educativo para aprender habilidades de la relación mente/cuerpo. El aprender a reconocer respuestas fisiológicas y alterarlas en nuestro favor, no es diferente a aprender a jugar al tenis o a tocar el piano (requiere por tanto
práctica). Con la práctica, nos familiarizamos con nuestras reacciones psicofisiológicas asociadas a la tensión (nervios, ansiedad), y aprendemos a controlarlas mejor.


En una sesión típica del biofeedback, los clientes se sientan cómodamente en una silla y se le conecta a un instrumento del biofeedback con los sensores conectados en la superficie de la piel en varias localizaciones del cuerpo (generalmente los dedos). Los impulsos eléctricos de estas localizaciones se registran y se reflejan en un monitor del ordenador en la forma de gráficos, o de otras representaciones visuales (ejemplo: dibujos en movimiento en la pantalla del ordenador). Además, el cliente puede recibir aumentos y disminuciones de un sonido, una gráfica, unos números como un tipo de feedback auditivo o visual de la actividad del sistema del cuerpo (ejemplo: cambios en la temperatura de la piel o del ritmo cardiaco).
Antes de comenzar el entrenamiento, se deja reposar al cliente en situación tranquila para tomar un registro inicial de la actividad fisiológica, después se inicia la sesión de entrenamiento que varia de 15 a 25 minutos. Normalmente se le enseña al cliente el manejo del ordenador o instrumento de biofeedback correspondiente y se le permite estar solo para que se centre en la propia práctica y que no se sienta molesto por la presencia del profesional, que en todo momento esta pendiente del posible aviso de problemas o dificultades en su práctica por parte del cliente. Al finalizar su sesión de entrenamiento se muestras las gráficas y se valoran los aspectos de la sesión.


El entrenamiento clínico en biofeedback se utiliza con éxito en las aplicaciones siguientes trastornos:

ansiedad
depresión suave
epilepsia
dolor de cabeza
para mejorar la concentración en el aprendizaje
para conseguir un estado interno de tranquilidad
tensiones musculares
re-educación neuromuscular
dolor crónico
tensión arterial alta (hipertensión)
asma
problemas circulatorios
sindrome de Raynaud
Bruxismo (rechinar de los dientes por la noche)
Incontinencia urinaria (enuresis, mojar la cama por las noches)
incontinencia fecal
Trastorno de falta de atención en los niños

 

Despertar Espiritual - Todos los derechos reservados 2008

Despertar Espiritual - Todos los derechos reservados 2008