REIKI

Descripcion :: guia de profesionales


Reiki es una palabra japonesa que significa "Fuerza Vital Universal". Esta energía adopta diversas formas y está presente en todo lo que tiene vida.
Es la esencia de quienes somos como seres humanos; es una parte integral de nuestro ser.
Cuando nuestro "Ki" es fuerte, nosotros estamos física, emocional, mental y espiritualmente sanos. Cuando nuestro ki está en un nivel muy bajo, podemos enfermarnos o desequilibrarnos en varias formas. Una de las maneras en que podemos reabastecernos de Fuerza Vital es usar Reiki.
Cuando un practicante de reiki hace contacto a través de las manos, transmite esa energía ya sea a sí mismo o a otra persona.
Reiki tiene un efecto equilibrador, armonizador y desbloqueador tanto en la persona que lo recibe como en quien lo transmite. Cuando experimentamos Reiki ya sea con nuestras propias manos o recibiéndolo de algún iniciado, sentimos que nos calma y relaja. Grandes curaciones en todos los niveles suceden a partir de este estado de quietud y armonía.
Es excelente para reducir "stress" y fortalecer el sistema inmunológico. Muchos profesionales de la curación como terapistas físicos, psiquiatras, psicólogos, kinesiólogos etc., han empezado a combinar Reiki con los métodos de curación que ellos usan habitualmente. Reiki tiene su propia inteligencia y sabe qué es lo que cada persona necesita. La energía va directo al lugar donde quien la recibe necesita curación. Al comenzar el tratamiento la energía puede empezar a trabajar en un nivel totalmente diferente al que nosotros habíamos anticipado. Reiki siempre nos muestra la oportunidad de efectuar una curación a un nivel tan profundo como estemos preparados.. A veces sentimos que no estamos listos para confrontar aquello que aflora a la superficie; cuando es así Reiki actúa de una manera muy suave, apoyándonos sin invadir en lo absoluto nuestro momento interno.
Reiki es energía universal, viva e inteligente, por lo cual tomar una sesión de reiki es el comienzo de un nuevo paso hacia una vida equilibrada, sana y feliz.


Los tratamientos Reiki.

El objetivo básico de un tratamiento Reiki, es integrar e interactuar en forma armoniosa el Rei, la energía del universo, con el Ki, la energía vital interna de los seres vivos:

1. En las personas, animales y plantas, para el restablecimiento de su salud.
2. En las personas, para la modificación de sus conductas, hábitos y actitudes.


El Reiki es un sistema de comunicación.

El sanador.

Esta persona realiza su función curativa empleando su energía mental y además, es el conducto por donde circula la energía Rei. Será el transmisor de esta forma de energía curativa al paciente.

El paciente.

 Es el receptor o destinatario de la energía curativa Rei que le envía el transmisor. El paciente es quién se cura a si mismo, con el poderoso apoyo de la energía del universo. El efecto final de la recepción de la energía Rei en el paciente, es que facilita que este haga circular fluidamente su propio Ki, con la cantidad y calidad necesarias para que pueda vivir saludablemente.
Así, el paciente logra la reconexión con la Energía Maestra del Universo y consecuentemente se originan procesos de revitalización física, mental y emocional, que dan lugar a un estado de bienestar general y de salud.

 

Despertar Espiritual - Todos los derechos reservados 2008

Despertar Espiritual - Todos los derechos reservados 2008