PILATES

Descripcion :: guia de profesionales



Se trata de algo más que de una serie de ejercicios físicos. Este método le permite trabajar su cuerpo de manera consciente tal como ocurre con el yoga.
En Pilates, cuerpo y mente se ejercitan. A medida que avances con los ejercicios comenzarás a interpretar y a conocer tanto tus zonas fuertes como las débiles.

Pero claro que además de conocer cómo funciona tu cuerpo también obtendrás beneficios estéticos, ya que el método trabaja todos los grupos musculares, tanto los débiles como los fuertes. Combina la fuerza que se puede encontrar en un gimnasio y la flexibilidad que otorga el yoga.
Además, es ideal para corregir problemas posturales o lesiones. No obstante, en caso de tener algún problema físico, antes de probar con los movimientos, lo mejor será consultar al médico.

Joseph Pilates formuló estos ejercicios en 1920 -y de ahí el nombre-.
Pasaron los años y la técnica fue cobrando adeptos hasta llegar a nuestros días en los que hasta las estrellas como Jodie Foster y Madonna se han convertido en fanáticas.

Básicamente, el método cuenta con 34 movimientos. Tiene ejercicios en el suelo y también con aparatos.


Si bien lo aconsejable es tomar las clases en un centro con asistencia profesional, una vez que conozcas los movimientos podés hacerlos en tu casa.
Tanto el yoga como el body balance y el pilates estilizan, tonifican y relajan los músculos tensos por el estrés cotidiano.
El método Pilates combina técnicas de gimnasia, yoga, ballet y kinesiología. A través de movimientos muy concentrados y de pocas repeticiones (que se realizan en una camilla provista de cuerdas, resortes, tirantes, poleas y plataformas que se deslizan o bien en colchoneta) se puede lograr corregir la postura, aliviar tensiones y estilizar y tonificar el cuerpo sin esfuerzo físico excesivo.
A diferencia de otras disciplinas como el aerobic, el step o el tae-bo, los movimientos de Pilates son lentos y suaves, pero sumamente concentrados. Pilates requiere esfuerzo pero su base de Kinesiología y Yoga protegen en todo momento la columna vertebral, y su base de ballet asegura la elongación necesaria para no producir daño alguno.

Otra diferencia con las técnicas mencionadas es que este método es pasivo, es decir no hay que saltar ni agitarse. Se aconseja complementarlo con alguna actividad aeróbica, como caminar en la cinta, por ejemplo. Los principiantes comienzan trabajando en colchoneta, en el piso y de a poco y a medida que van avanzando pasan a trabajar con los equipos: el "Combo" y el "Trapecio", entre otros.


Algunos ejercicios

Ejercicio 1
Acostada, con las piernas elevadas y los brazos extendidos, mueva los brazos rápidamente hacia arriba y abajo, con columna siempre bien apoyada en el piso y los músculos de los glúteos contraidos (3 minutos).

Ejercicio 2
Acostada en el piso con la pierna derecha extendida, no deje que ésta se apoye. Esto le permitirá contraer la musculatura abdominal y de glúteos. Mientras, tome la otra pierna y ejerza presión hacia el tronco (3 minutos).

Con el abdomen contraído y la pierna extendida, fortaleciendo los glúteos, tome la otra pierna con ambas manos. Este ejercicio modela el tren muscular superior (por encima de las caderas). (3 minutos).

Ejercicio 3
Acostada, con los brazos extendidos a lo largo del cuerpo, eleve las piernas. Dejando la espalda pegada al piso, abra y cierre las piernas muy lentamente. (8 veces)


Ejercicio 4
Sentada en el suelo, tome las canillas con ambas manos, mientras balancea el cuerpo hacia atrás y adelante. Se logra masajear la espalda y disipar las tensiones.(3 minutos).

Ejercicio 5
Sin dejar que el abdomen tome contacto con el piso en ningún momento y manteniendo la cabeza algo elevada, eleve el torso extendiendo los brazos al máximo (6 a 10 movimientos)

 

Despertar Espiritual - Todos los derechos reservados 2008

Despertar Espiritual - Todos los derechos reservados 2008