MASAJES TERAPEUTICOS

Descripcion :: guia de profesionales


QUIROMASAJE.

El quiromasaje es una técnica de masaje que la podemos definir en dos palabras: Técnica y Sensibilidad.
Esta técnica se basa en el contacto de dos personas a nivel físico y también psíquico o energético, con fines terapéuticos o bien equilibradores. No es incompatible con ningún tratamiento de la medicina moderna y es una práctica que favorece la buena forma física y bienestar individual.
Con el quiromasaje trabajamos sobre las tensiones musculares, ayudando también a desbloquear líneas energéticas y articulaciones; mejorando el drenaje de fluidos y optimizando el funcionamiento de los órganos. Sin dividir por supuesto el efecto equilibrante que tiene un agradable contacto terapéutico de un profesional en el cuerpo de un paciente.


MASAJE DE RELAJACION.

Este masaje es una terapia complementaria que aplicada con técnica, atención y cuidado, pueden dar lugar a muchos cambios beneficiosos en el cuerpo, la mente y el espíritu de una persona.
En un mundo como el de hoy en el que es habitual la presencia del estrés, raíz de muchas alteraciones, tanto físicas, mentales, provocando ansiedad, depresión, insomnio y ataques de pánico que pueden llevar a un estado crítico del individuo, disminuyendo las defensas del cuerpo y su capacidad para luchar contra las enfermedades. Esta ampliamente reconocido, tanto por parte de los médicos como de los pacientes en general. Los beneficios del masaje como tratamiento de los síntomas del estrés.

MASAJE PODAL.

El masaje podal siempre produce un efecto relajante, es lo primero que percibe la persona que recibe este masaje, válido tanto para depresión estados de ansiedad, estrés. El masaje podal produce que todo el organismo se sienta bien. Estimula la energía vital y mejora la circulación sanguínea y linfática, equilibra las transmisiones nerviosas, favorece la respiración y nutrición celular. Alivia el dolor, estimula las defensas del organismo y regula las funciones orgánicas, glandulares y hormonales.

DRENAJE LINFATICO.


Los movimientos que se efectúan en esta práctica no tienen relación alguna con los que se realizan en los masajes convencionales. En el drenaje linfático, el masajista hace maniobras ligeras de estimulación y presión, a través de las cuales activa la circulación linfática encargada de evacuar los desechos y toxinas del organismo.
El Drenaje Linfático se recomienda especialmente para casos de tobillos inflamados y piernas hinchadas, así como cuadros varicosos y de celulitis avanzada.
Para ver resultados concretos, deben esperarse entre seis y diez sesiones.

 

Despertar Espiritual - Todos los derechos reservados 2008

Despertar Espiritual - Todos los derechos reservados 2008