FENG SHUI

Descripcion :: guia de profesionales


El término Feng Shui surge de la conjunción de dos ideogramas chinos que significan "viento" y "agua", estos dos conceptos están íntimamente relacionados, desde el feng shui, con el flujo y la circulación de la energía vital de la casa, que decanta en igual forma en cada uno de sus habitantes.
El feng shui es un arte basado en los principios milenarios de la sabiduría china, surgido hace mas de 3000 años. Allí nace y comienza a nutrirse con las disciplinas del Tao, el Budismo, el I Ching y la astrología china.
El feng shui es utilizado para alcanzar la armonización de las energías de los lugares que habitamos, nuestras casas y espacios en los que trabajamos.
Mediante un estudio de feng shui, se hace un análisis de su hogar u oficina en el cual se detectan y reparan los lugares en que existen problemas energéticos, entre otras cosas.

A través el feng shui, nos es posible conocer cuál es la perfecta ubicación para edificar nuestra casa, el lugar ideal para colocar cada uno de los mobiliarios, las fuentes de agua, peceras, los lugares apropiados para estudiar o trabajar que se corresponden con los puntos de máxima concentración de cada casa, las plantas, los colores apropiadas para cada ambiente y las orientaciones para dormir, estudiar, trabajar o comer que les son favorables a cada uno de sus habitantes, entre otras cosas como así también la forma de revertir las energías adversas que puedan estar afectándonos negativamente, como energías de corte, orientaciones desfavorables etc…
Una planta que se coloca donde no debe, un espejo mal situado, una mala dirección y ubicación de la fuente de agua o una pecera, pueden causarnos inconvenientes en las distintas áreas de nuestras vidas que tienen que ver con la salud, el trabajo, el dinero, el amor…, entre otros aspectos.
Tanto las fuentes de agua, como las peceras, trabajan en forma muy fuerte y tienen puntos estratégicos de ubicación, regidos por las estrellas de la casa en combinación con la astrología personal de sus moradores. De esto depende que su ubicación nos traiga éxito o mala suerte en los distintos aspectos de la vida de los que allí habitan.
De igual forma sucede con las plantas, mobiliarios y los distintos elementos a los que pertenece cada objeto que tenemos en nuestras casas, negocios u oficinas.
Una vez que todos los elementos que nos rodean están armónicamente ubicados, la energía será equilibrada y nosotros estaremos mejor, tendremos un mejor rendimiento, un ánimo positivo y nuestro bienestar resultará, por tanto mayor.
Puesto que nuestro entorno influye en nuestro equilibrio físico y psíquico.


El fin del feng shui, es lograr:

- El bienestar psicofísico de los que moran, por medio de un adecuado flujo de la energía cósmica.
- Paz del alma y armonía del cuerpo y la mente
- Calma, bienestar, ambientes vibrando en armonía

 

Despertar Espiritual - Todos los derechos reservados 2008

Despertar Espiritual - Todos los derechos reservados 2008