AROMATERAPIA

Descripcion :: guia de profesionales


La aromaterapia es, sin dudas, otra extraordinaria posibilidad de tratamiento natural holístico, que recurre al uso de las propiedades de los vegetales, a través de los aceites esenciales que se obtienen del procesamiento de éstos. La palabra "aroma" significa olor dulce, y "terapia", tratamiento diseñado para curar.
Las propiedades naturales de los vegetales tienen un alcance fundamental para el tratamiento de las distonías neuro-vegetativas, los desequilibrios psicofísicos, pues actúan directamente en el plano emocional y fisiológico del ser humano. Su facilidad de absorción en la piel permite que los componentes activos penetren directamente en el organismo, equilibrando y armonizando todo el sistema a través de los meridianos energéticos, la circulación sanguínea y linfática, las células, los tejidos, los órganos, los aparatos y los sistemas.
Actualmente la aromaterapia, como método de tratamiento y prevención, nos proporciona una versión contemporánea del antiguo arte de curar, ya que se basa en la premisa de que el mejor modo de prevenir la enfermedad es fortalecer los mecanismos de autodefensa del organismo.
La clave de los aceites esenciales, utilizados en aromas, está en la capacidad alquímica de las plantas para unificar en sí mismas las propiedades elementales de la vida. Materia y Espíritu, Cielo y Tierra, confluyen en procesos como la fotosíntesis donde se fusionan la luz y la materia, dando como resultado un producto final que concentra todas las virtudes de la planta y expresa su poder en el aceite esencial aromático.
Al oler el aceite esencial, nuestro sistema olfativo reproduce esa síntesis y el resultado es una inmediata sensación de armonía, vitalidad, relajación, y un sentimiento de paz en nosotros y el universo, según sea el mensaje de la planta que se ha usado. A través del aroma entramos en contacto con el alma de las plantas y sintonizamos sus virtudes, posibilitando a la vez que ellas cumplan sus servicios en la rueda de evolución.
No es casual que cada uno de nosotros tenga su perfume favorito mientras que otros nos son indiferentes o incluso aún nos desagradan, porque cada aceite esencial posee un marcado carácter propio. Masculino-femenino, frío-calor, dulce-amargo, ácido-alcalino, son algunos de los opuestos complementarios que cada uno de ellos sintetiza en una combinación única.
Al difundir nuestra preferencia aromática estamos completando o reforzando intuitivamente los aspectos debilitados de nuestro ser. En aromaterapia, los aceites esenciales nos aportan sus atributos y cualidades tanto en el plano físico como en el mental y espiritual. Nos completan y equilibran anímicamente, produciendo un estado general de bienestar, armonía y
contento.

Aromaterapia para armonizar los Chakras.


Hay varios aceites posibles y su efecto es múltiple, es equilibrador por lo que se pueden obtener de un mismo aceite poderes relajantes y antidepresivos. Aunque su actuación sea más destacada en algunos chakras el efecto es sobre toda la persona.
Los aceites esenciales amplían la percepción tanto física, emocional y espiritual. Elevan el nivel de conciencia. Pensemos que nuestros hermanos vegetales se conectan con la tierra y elevan su energía al aire. En caso de su aplicación directa sobre los chakras ayudan a activarlos de manera armónica. El solo oler un aceite en hornillo, trae como consecuencia la
armonización y relax en el trabajo emprendido, despertando o activando en manera más sutil.
Según las épocas y escuelas de pensamiento se han distribuido la ubicación y las funciones de los chakras principales de distinta manera. Sobre todo en lo referente al segundo chakra que algunos lo llaman Swâdhisthâna (Sacro - Sexual) y le dan las citadas funciones y otros por ejemplo lo ubican sobre el bazo y lo llaman esplénico. En muchos estudios posteriores
se distribuyeron las funciones sexuales por los chakras creando aparentes contradicciones entre los sistemas.
Con respecto a las discusiones sobre el segundo chakra podemos decir que el chakra del bazo es importantísimo y armonizar su funcionamiento es una ayuda fundamental para la salud del ser humano. Esto no anula la existencia de Swâdhisthâna ni autoriza a esconderlo bajo la alfombra. Aún en la primera cita del libro "Los Chakras" se menciona claramente como existente. He decidido incluir ambos centros con los aceites correspondientes pues no podemos separar el ser humano en escuelas, ni su cuerpo como capítulos de un manual.
Cuando hablamos de Yoga por ejemplo podemos decir que los asanas armonizan órganos y chakras, a veces varios en un solo movimiento. Con respecto a la aromaterapia, los aceites trabajan también sobre todo el ser humano pero acentúan su incidencia en uno u otro órgano y en uno u otro chakra.
También hay aceites que tienen gran incidencia en casi todo el sistema como Ylang-Ylang por ejemplo. Igualmente no hay que entusiasmarse tanto con el descubrimiento pues no es para todos los aceites de la misma manera, y además las divisiones son una ayuda a nuestro estudio y comprensión pero cada cosa, aceite, material etc. existente es mucho más
que lo que podemos colocar en cuadros y apuntes.

Cómo Usar la Aromaterapia.


Además de trabajar a través del olfato la aromaterapia se emplea aplicándose directamente sobre la piel. Los aceites esenciales están compuestos de moléculas sumamente pequeñas que penetran con facilidad a través de la piel llegando hasta la sangre. La absorción de los aceites esenciales a través de la piel se facilita cuando estos se aplican ligeramente calientes. Pero cuidado con calentar en demasía los aceites esenciales ya que esto puede destruir sus propiedades. La aplicación local de aceites esenciales tiene varios usos, entre ellos el tratamiento de heridas, quemaduras, y dolores de cabeza.
La aromaterapia también se combina con el masaje. De hecho, la fricción producida por el masaje ayuda a mejorar la penetración de los aceites a través de la piel A los aceites tradicionalmente usados en el masaje como al de almendra, ajonjolí y oliva se le pueden añadir aceites esenciales que ayudan a provocar una sensación de bienestar, a aliviar el estrés y a mejorar la circulación.
Al emplear los aceites esenciales sobre la piel conviene utilizar una manta o toalla para cubrir el área. Esto disminuye la evaporación de los aceites en el aire y facilita su absorción a través de la piel.
En algunos lugares de Europa, incluso, hay médicos que emplean los aceites esenciales en supositorios, y que los administran oralmente. Hay que tener mucho cuidado con el uso interno de aceites esenciales ya que pueden causar reacciones adversas. Por lo general, el uso interno de aceites esenciales sólo debe llevarse a cabo bajo supervisión experta.
Resumen de algunos de los métodos por medio de los cuales podemos aprovechar el poder de los aceites esenciales:
En el baño - Podemos echar varias gotas de aceites esenciales sobre el agua tibia de una bañera y luego sumergirnos durante 15 o 20 minutos. Por este medio estamos tanto aspirando el vapor de los aceites esenciales como permitiendo que estos penetren a través de nuestra piel. Si lo prefiere puede mezclar de 3 a 5 gotas de aceite esencial con tres cucharadas de miel de abeja antes de echarlo en el agua.
Inhalación - Podemos echar algunas gotas en un pañuelo y oler o podemos echar de 6 a 12 gotas en una olla de agua hirviente, luego colocamos una toalla o manta que cubra tanto nuestra cabeza como la olla e inhalamos el vapor durante varios minutos. Se debe tener la precaución de no acercarse demasiado ya que podemos quemarnos la cara con el vapor.
Difusión - Existe en el mercado una amplia variedad de productos para llenar el espacio de una habitación u oficina con el aroma de los aceites esenciales. Estos productos, llamados difusores o atomizadores, esparcen los aceites esenciales formando una nube de diminutas partículas. Estos difusores pueden ser de utilidad en casos de afecciones respiratorias o
simplemente para llenar el aire con una fragancia ya sea calmante o estimulante.
Masaje - A mediados de este siglo una bioquímica francesa llamada Marguerite Maury reintrodujo el antiguo uso de los aceites esenciales en la práctica del masaje. Los aceites esenciales al ser aplicados sobre la piel pueden tener una variedad de efectos. Algunos son calmantes, otros estimulantes. Otros son empleados para aliviar dolores y malestares musculares. Algunos masajistas también los utilizan para ayudar a limpiar de toxinas el sistema linfático. El uso de aceites esenciales es muy común en el masaje sueco, el tipo de masaje terapéutico más empleado en occidente. Sin embargo, su uso puede ayudar a incrementar la sensación y los efectos de cualquier tipo de masaje.
Compresas - Estas pueden ser frías o calientes. Se utilizan para aliviar dolores de cabeza, y molestias musculares. Se pueden añadir de 5 a 10 gotas de aceites esenciales a 4 onzas de agua. Se empapa una toalla en esta solución y se aplica al área dolorida.

 

Despertar Espiritual - Todos los derechos reservados 2008

Despertar Espiritual - Todos los derechos reservados 2008