Fátima.

 

 

Soy la menor de tres hermanos, nací en una pequeña ciudad en Entre Ríos (Argentina). Mis padres siempre nos dieron lo mejor. Eso es lo que valoro de ellos, la capacidad que tuvieron de cambiar sus historias y ofrecernos algo diferente, mejor de lo que ellos habían vivido y recibido. Es un gesto enorme de amor y un ejemplo de vida.

Siempre seguí el ejemplo de mis hermanos y siempre me esforcé por ser igual como ellos, estudiosa, competente, la número uno de la escuela, aplicada en la universidad. Me gradué de Contadora Publica. Conseguí buenos trabajos, me enamore y me casé con una persona increíble. He logrado mis metas y conseguí los objetivos que me propuse. Estuve rodeada de amigos y una vida social interesante.
 

Pero todo esto no era suficiente, sentía siempre un vacío en mi pecho que me seguía a todas partes, en el trabajo, cuando estaba con amigos, de vacaciones, aunque estaba en hermosos lugares, esa sensación seguía ahí. Siempre sentía que me faltaba algo, que cuando tuviera un auto iba a ser más feliz, que cuando compre una casa iba a estar mejor, que cuando gane más dinero iba a sentirme plena, que cuando viajara iba a estar dichosa, que cuando tenga hijos, etc…
Persiguiendo constantemente la zanahoria inalcanzable de la felicidad.

Hasta que de tanto buscar algo más, que no sabía exactamente que era, y después de haberme leído cuanto libro de autoayuda llegara a mis manos y hacer diferentes terapias ; un día me comentan de la existencia del Sistema Isha.

Desde que tome el seminario mi vida comenzó a cambiar. Me di cuenta que lo que me faltaba era el amor incondicional a mí misma, que siempre había buscado la aprobación en el afuera, que trataba de controlar todo a mi alrededor y cambiar a todas las personas que me rodeaban para ser yo más feliz, para sentirme segura, que no decía mi verdad y me abandonaba para no causar “dolor” a otros y después no sentirme “culpable” y que no me conocía realmente, me había perdido completamente en el afuera. Que siempre había tratado de salvar a todos, dando consejos y opinando de sus vidas y la que necesitaba mi atención y mi ayuda era “yo misma”. Que me gustaba sentirme victima para no hacerme responsable de mi vida y que elegía el sufrimiento porque era conocido y porque no creía merecer ser feliz y digna de amor.

Al empezar a liberar mi sistema nervioso del estrés comencé a experimentar que cuando uno se ama a si mismo puede amar también a los demás sin condiciones, aceptando al otro como es, que los prejuicios solo provocan sufrimiento y que los miedos están en la cabeza y no son reales. Experimentar amor y paz interior es lo mejor que le puede pasar a una persona. Esto es lo que les deseo a todos los que lean estas palabras. El mejor regalo que uno puede darse a sí mismo es amarse y expandir su conciencia.

Quería expresar mi agradecimiento a mi maestra Isha, y a todos los maestros Isha que con tanto amor me apoyan. Agradecerles por la excelente atención en el centro la I en Uruguay donde hice mi proceso de sanación de 6 meses.

Gracias Isha por enseñarme que la felicidad es interna y no depende de los acontecimientos que sucedan a mi alrededor, que ser feliz es una elección , una responsabilidad y que la libertad , la paz y el amor están dentro mío, solo yo  puedo dármelos. Gracias por enseñarme que la felicidad y la oportunidad de cambio están aquí y ahora, que el poder solo está en este momento.

Siento que cada día es una oportunidad para conocerme, para crecer, para ser más amor y para compartir mi experiencia. En eso radica la creación de la página Despertar Espiritual. Es mi manera de dar, de que gente interesada en cambiar sus vidas encuentren una puerta para poder hacerlo.

Gracias a todos los que visitan la página y se suscriben para recibir novedades, gracias a los profesionales y auspiciantes que ayudan a que Despertar Espiritual crezca. Gracias a todos por el apoyo que me brindan en mi camino de autorrealización!
Con amor…
Fátima.


Despertar Espiritual - Todos los derechos reservados 2008

Despertar Espiritual - Todos los derechos reservados 2008

Despertar Espiritual - Todos los derechos reservados 2008

Despertar Espiritual - Todos los derechos reservados 2008

Despertar Espiritual - Todos los derechos reservados 2008

Despertar Espiritual - Todos los derechos reservados 2008

Despertar Espiritual - Todos los derechos reservados 2008

Despertar Espiritual - Todos los derechos reservados 2008

Despertar Espiritual - Todos los derechos reservados 2008

Despertar Espiritual - Todos los derechos reservados 2008

Despertar Espiritual - Todos los derechos reservados 2008

Despertar Espiritual - Todos los derechos reservados 2008