El simbolismo de los gestos humanos.

 



Todo gesto humano es un movimiento de expresión psíquica consciente o inconsciente y su interpretación está regida por leyes cuyo origen se pierde en los albores de la creación. Sin que nadie nos lo haya enseñado, todos sabemos que una persona se ríe cuando está contenta y llora cuando está triste. Estos gestos no son patrimonio exclusivo de los hombres, puesto que también los observamos en los animales. ¿Quién no ha reparado alguna vez en los saltos de alegría de un cachorro, y quién no lo ha visto también con las orejas bajas y la cola entre las patas cuando tiene miedo? Pues bien, la escritura es considerada como típico movimiento de expresión y puede servir como ejemplo para aclarar la teoría del simbolismo de los gestos humanos. El desplazamiento horizontal de izquierda a derecha, que le es propio, es un movimiento gráfico que simboliza el ciclo de nuestra existencia, que va de la pasividad de la vida intrauterina a la actividad del mundo externo. En todas las épocas el lado izquierdo fue considerado como expresión de pasividad, de femineidad, de maternidad. En cambio, el lado derecho representó siempre la actividad, la tendencia combativa, el potencial masculino. Los guerreros llevaban el escudo con el brazo izquierdo para protegerse de los ataques del enemigo, y usaban la derecha para blandir sus armas ofensivas: lanza o espada. Por algo llamamos diestra a la mano derecha y siniestra a la mano izquierda.
También desde las mas remotas épocas los hombres ubicaron en “lo alto” a la Divinidad. Allí vivían los dioses tutelares, la vida, el sol. En todas las religiones de la tierra, en lo alto está el reino de Dios, y por eso toda invocación a él se hace elevando los brazos y los ojos hacia el cielo. En contrapartida, “lo bajo” fue considerado siempre como la morada del mal, de las sombras, de la muerte. Allí se refugiaban los espíritus malignos, los demonios, la oscuridad. Es respondiendo a este simbolismo arcaico que la pena y la alegría se manifiestan con gestos y movimientos dirigidos hacia abajo y hacia arriba respectivamente.
El cuerpo se endereza y la cabeza se mantiene en el deleite, mientras que se dobla y humilla en una situación de dolor. “Lo alto” y “lo bajo”, “la derecha” y ”la izquierda”, son una serie de gestos simbólicos tan universales que su interpretación no tiene necesidad de ninguna ciencia de los oráculos o de adivinos.

Fuente: GRAGOLOGIA antecedentes, simbolismos y alcances. (P. L. Pérez Piñeiro)


Marina X. Di Genaro
http://bambu-mx.blogspot.com/
mxdigenaro@hotmail.com

 


Despertar Espiritual - Todos los derechos reservados 2008

Despertar Espiritual - Todos los derechos reservados 2008